Se llama Humpy Koneru (Vijayawada, India, 1987) y puede presumir de poseer una de las carreras más brillantes de la historia del ajedrez mundial. A los cinco años, su padre detectó las increíbles aptitudes que tenía para el ajedrez y la entrenó para llegar a lo más alto, ¡y así fue! Cosechó logros históricos como alcanzar el título de Gran Maestra de Ajedrez a los 15 años, sobrepasar la marca de 2600 puntos ELO,  que se emplea para calcular la habilidad de los jugadores, o ser campeona mundial en distintas categorías en varias oportunidades desde los 10 a los 20 años. ¡Entre muchos otros!

Su maestría le valió numerosos torneos femeninos, pero también victorias ante grandes jugadores del circuito masculino, de las que se muestra orgullosa. La lista de los galardones que le han otorgado parece no tener fin, el último hace unos meses, cuando fue declarada Deportista de la Década en la India por su brillante carrera ajedrecística, sus valores humanos y el compromiso con la obtención de los mejores resultados posibles para su país. 

La exitosa serie Gambito de Dama ha dado visibilidad a las grandes maestras del ajedrez y nos ha hecho preguntarnos por sus increíbles logros, ¡descubre hoy a esta leyenda del ajedrez mundial e inspírate con su trayectoria!

«Vencer en un torneo femenino nunca me dio la misma satisfacción que ganar a jugadores top en el circuito masculino. Fueron grandes momentos en los que me sentí orgullosa de ser mujer»
Koneru logró ser Gran Maestra de Ajedrez a los 15 años. Fuente: Facebook ChessBase India

Humpy Koneru nació en Vijayawada, la llamada «ciudad de
la victoria», 
una población que creció a orillas del río Krishna, rodeada por las colinas de Ghats, de las que hoy se dice que influenciaron la personalidad reflexiva y tenaz de la deportista. Sus padres, Koneru Ashok, jugador de ajedrez, y Latha Ashok, la llamaron originalmente «Hampi», un nombre que extrajeron de la palabra «campeón» en inglés, championA los 5 años, su padre detectó en ella aptitudes extraordinarias para el ajedrez y un gran interés por aprender. Así empezaron a jugar hasta que la niña, cuyo único objetivo era derrotar a su padre, logró ponerlo en jaque mate. 

Ashok tenía tal confianza en el potencial de su hija que decidió renunciar a su trabajo como profesor para convertirse en su mentor y entrenador a tiempo completo. ¡Todo un acierto! Además, cambió la ortografía de su nombre a «Humpy», para que se asemejara más a la de la escritura rusa, ya que Rusia es una de las grandes canteras del ajedrez internacional. «Tú no eres menos que ningún jugador ruso», le dijo a la pequeña.  A los 6 y 7 años, Humpy ganó el torneo de ajedrez de su distrito y el estatal y, poco después, conquistaba el Campeonato Nacional de Ajedrez Sub 8. Más tarde, siendo todavía una desconocida, triunfó con facilidad en los campeonatos nacionales de menores de 12, 14 y 16 años.

Su niñez y adolescencia estuvieron marcadas por su amor al tablero y, gracias a este, ganó tres medallas de oro en el Campeonato Mundial Juvenil de Ajedrez:  a los 10, 11 y 13 años. En 1999, en el Campeonato Asiático de Ajedrez Juvenil, venció en la categoría de menores de 12 años, esta vez compitiendo contra los chicos. A esta lista comenzaron a sumarse títulos de mayor importancia cada vez, como el Campeonato Británico Femenino en 2000. En 2001, con 14 años, Humpy venció en el Campeonato Mundial Juvenil Femenino, lo que consolidó, de una vez por todas, su condición de campeona.  Solo dos años después, en 2002, revalidaría su título como campeona británica femenina y daría un paso fundamental en su carrera: se convertía en la octava Gran Maestra de Ajedrez de la historia. Batió el récord mundial del momento al ser la mujer más joven en lograrlo con 15 años, 1 mes y 27 días.  

A las nuevas generaciones de deportistas: «Disfrutad del juego. Intentad llegar hasta el final y creed en vosotras mismas»
Koneru fue la mujer más joven en lograr ser Gran Maestra de Ajedrez y mantuvo su récord hasta 2008. Fuente: FB

En 2003, ganó el 10º Campeonato Asiático Femenino Individual y el Campeonato Femenino de la India. Además, recibió el premio Arjuna, una de las máximas distinciones deportivas de la India. En 2004, comenzó a plantearse objetivos todavía más ambiciosos, por lo que participó, por primera vez, en el Campeonato Mundial de Ajedrez Femenino. Logró llegar a semifinales, resultado que repitió en 2008 y 2010. Su imparable ascenso deportivo la llevó también a ganar, en 2005, la Copa de los Urales del Norte, un torneo en el que participaron diez de las jugadoras más fuertes del mundo de aquel momento.

En octubre de 2007, Koneru se convirtió en la segunda jugadora del mundo, después de Judit Polgár, en superar la marca de 2600 puntos ELO, un sistema de puntuación que se emplea para calcular la habilidad relativa de los jugadores de deportes como el ajedrez. ¡Fue un nuevo hito en su carrera! Tal vez gracias a él, recibió un nuevo galardón, el Padma Shri, la cuarta distinción civil más importante de la India. Un año después, logró un segundo puesto en la lista de las mejores jugadoras de la Federación Internacional de Ajedrez (FIDE). «Para mí, vencer en un torneo femenino nunca me dio la misma satisfacción que ganar a jugadores top en el circuito masculino. Esos fueron grandes momentos en los que me sentí orgullosa de ser mujer», diría la ajedrecista.

Durante los siguientes años, continuó manteniendo su excelente nivel de juego, algo que según sus propias palabras, «es el reto más difícil de conseguir», con resultados como el bronce individual en el Campeonato Mundial de Ajedrez Femenino de 2015.

«Una jugadora nunca debe pensar en dejar su juego. El matrimonio y la maternidad son solo una parte de nuestra vida y no deben cambiar el curso de la misma»
"Hay que ganarse el respeto y el reconocimiento, tener confianza en uno mismo y mirar hacia la meta", dice Koneru. Fuente : FB

Humpy se casó en 2014 con Dasari Anvesh y, tres años después, dio a luz a su hija Ahana. Tenía claro que quería formar una familia, y en ningún momento lo vivió como un obstáculo en su crecimiento profesional. «He ganado a lo largo de los años gracias a mi fuerza de voluntad y mi confianza. Una jugadora nunca debe pensar en dejar su juego. El matrimonio y la maternidad son solo una parte de nuestra vida y no deben cambiar el curso de la misma», reflexionaba en 2020, en una entrevista para la BBC.

En su caso, así fue, ya que, tras tomarse una pausa dos años por maternidad, volvió en 2019 con más fuerza que nunca. En diciembre de ese año, se convirtió en campeona del mundo de ajedrez rápido. Aquello supuso un regreso a lo grande, que continuó en 2020, cuando venció en la Copa Cairns, un torneo de élite para las mejores jugadoras. Ese mismo año, Koneru recibió el Premio a la Deportista India del Año de la BBC, tras una votación pública. En la entrega, aprovechó para alentar a las futuras generaciones de deportistas, sea cual sea su disciplina: «Les recomiendo que disfruten del juego», y añadió: «Intentad llegar hasta el final y creed en vosotras mismas. Hay que ganarse el respeto y el reconocimiento, tener confianza en uno mismo y mirar hacia la meta», señalaba. 

Hace tan solo unos meses, fue declarada Deportista de la Década en la India por su brillante carrera ajedrecística, sus valores humanos y su compromiso. ¡Y sin duda no será el último galardón que reciba! Su padre y entrenador ponía entonces en palabras la opinión de los seguidores de Humpy por todo el mundo: «Ella es un modelo a seguir y una gran inspiración para los jóvenes; por lo que deseamos que continúen sus historias de éxito al más alto nivel», declaraba con orgullo. ¡Lo mismo esperamos desde Sportfem para esta deportista brillante, trabajadora y talentosa!

Fuente: Archivo de ChessBase

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *