Por:

Dr. Gonzalo López 

Especialista en flebología. Doctor en Ingeniería Tisular, especialidad en Biomateriales

Clínica Dr. Juan Cabrera (A Coruña)

web: www.clinicasdoctorjuancabrera.com

Las telangiectasias, arañas vasculares, varículas y otras manifestaciones similares, son dilataciones de pequeños vasos sanguíneos (inferiores a 1-2 mm) que se localizan principalmente en la piel aunque también pueden afectar a las mucosas (como la superficie del ojo). Se trata de un cuadro por lo general exento de importancia clínica y observable en cualquier área del cuerpo cara (cuperosis nasal), zona lumbar, inframamaria, miembros inferiores, etc.

En el origen de las telangiectasias participa un mal conocido mecanismo hormonal, que provoca que en la mujer debuten con más frecuencia en ciertas etapas de su vida (menarquia, embarazo…). También se relacionan con la toma de medicamentos (anticonceptivos, terapia hormonal sustitutiva), traumatismos o, simplemente, una predisposición individual. Todo ello hace que sean poco prevenibles y que ni el llevar medias de compresión, ni practicar ejercicio de forma habitual ni la toma de fármacos (como los venotónicos o similares) eviten su aparición.

Además, cuando surgen en miembros inferiores, normalmente están asociadas a varices subyacentes (en muchas ocasiones no observables a simple vista), que actúan como sus verdaderos vasos nutricios. Consecuentemente, el estudio diagnóstico previo con Eco Doppler es vital a fin de descartar/confirmar su existencia y plantear el mejor tratamiento, que pasará por eliminarlas. Para ello, existen diversos procedimientos sistemas que van desde la cirugía tradicional a las técnicas endoluminales. Elegir el más adecuado supone informarse verazmente,  valorando la relación “coste – beneficio” de cada uno y su efectividad ya que, sólo si las varices “internas” han sido correcta y completamente erradicadas, la terapia sobre las “más superficiales” tendrá éxito.

Una vez conseguida dicha meta, o cuando se ha constatado la no existencia de varices mediante el Eco Doppler, surge de nuevo el dilema de buscar el mejor método (seguro y eficaz) para tratar las telangiectasias. Los más comunes son el láser y la escleroterapia (inyección en el vaso de una sustancia para inducir su fibrosis y posterior desaparición).

El láser cutáneo vascular se basa en aplicar una fuente de calor sobre las venitas dilatadas, con el fin de agredirlas y que posteriormente cicatricen. Para tener éxito, el diámetro y color de éstas constituyen un factor esencial, siendo mayor cuando más pequeñas y rojas y menor cuanto más gruesas y azules.

En cuanto a la escleroterapia, hay diferentes modalidades según las características del medicamento a inyectar, con sus respectivos pros y contras. De esta forma, los esclerosantes líquidos son sólo útiles para venas de muy pequeño diámetro, ya que en las de mayor tamaño el principio activo se diluye e inactiva con facilidad al entrar en contacto con la sangre. De hecho, el empleo de altas concentraciones de esclerosante líquido para salvar dicho inconveniente supone un mayor riesgo de efectos adversos, que pueden llegar a la quemadura química.

Otros, transforman mediante métodos mecánicos como el de Tessari ese mismo líquido esclerosante en “espumas caseras” (“homemade foams”), buscando aumentar su eficacia. Sin embargo, al utilizar habitualmente en su formulación aire ambiental, éstas contienen un alto contenido de Nitrógeno que, una vez inyectado, es perjudicial (riesgo de embolia gaseosa). De esta forma, el volumen a administrar forzosamente ha de ser bajo y por tanto el área de piel tratada reducido. Esto, junto a su estructura poco homogénea, redunda en una merma importante en los resultados.

En Clínicas Dr. Juan Cabrera salvamos todos estos problemas con una única técnica y gracias al empleo de la Microespuma℗ Original Patentada esclerosante porque:

  1. Siempre realizamos una primera visita diagnóstica con Eco Doppler Color para confirmar o descartar la existencia de varices que nutren a las telangiectasias.

  2. En caso de existir dichas varices, las eliminamos completamente mediante nuestra exclusiva técnica ecoguiada para la administración de la Microespuma℗, siendo un procedimiento no quirúrgico (sin cortes ni incisiones, sin anestesia, sin postoperatorio, sin necesidad de baja médica) y totalmente ambulatorio.

  3. Una vez eliminadas las varices, o si no existieran, las venitas más superficiales son tratadas también con nuestra Microespuma℗ original patentada (de una concentración de esclerosante más baja y adecuada), que permite con seguridad y eficacia tratar en una sola sesión (normalmente) la superficie completa de ambos muslos y piernas.

  4. Recalcar que la Microespuma℗ Original Patentada ha sido aprobada por la Agencia Norteamericana del Medicamento (FDA) y la Agencia Europea del Medicamento (EMA), se formula con gases fisiológicos y está libre de Nitrógeno, por lo que se evitan sus indeseables efectos secundarios asociados, tal como quedó acreditado en los ensayos clínicos ante dichos entes reguladores.

A continuación mostramos ejemplos de 2 pacientes. En la primera no se constató la existencia de varices bajo las telangiectasias, de forma que se procedió al tratamiento de éstas mediante sesiones. Bastaron 2 para conseguir los siguientes resultados:

En la segunda paciente sí se evidenciaron varices internas, especialmente abigarradas porque previamente ya se las había intervenido quirúrgicamente sin éxito, por lo que requirió un tratamiento completo tanto de éstas como de las telangiectasias:

Para más información consultad la web: www.clinicasdoctorjuancabrera.com

Comments

  1. Buenas tardes ,,,soy de Las Palmas de Gran Canarias,yo hace dos años que me trate co n microespuma y ahora me han vuelto a,salir otra vez.nose porque,.Siento que no tengan consultas aquí para poder ir a tratarme las.Un saludo

    1. Muchas gracias Sara por escribir en nuestro artículo. Efectivamente no hay Clínicas Dr. Juan Cabrera en Canarias, y efectivamente el tratamiento con esta microespuma, solo puede hacerse allí, ya que es la que realmente se patentó, el resto, no parece dar tan buenos resultados. De todas formas, para cualquier cosa, habla con la clínica.

Responder a SarA Rodriguez Vega. Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *