Patricia García (Madrid, 1989) es la embajadora del rugby en España. Un título que se ha ganado tras años de esfuerzo y dedicación dentro y fuera del campo. La madrileña se enamoró de este deporte en la universidad, y ahora es un referente a nivel mundial.

El palmarés de la madrileña es de escándalo. Doble campeona de Europa de Rugby XV, campeona de Europa de Rugby 7, mundialista en ambas modalidades y diploma olímpico conseguido en los Juegos de Río 2016. Para Patricia, el eje que da sentido a este recorrido deportivo es muy claro: trabajar por un mundo mejor.

Desde su primer partido, García cayó rendida ante la nobleza de este deporte, basado en el respeto al rival, la normativa, las diferencias entre jugadores e, incluso, a los propios errores en el campo. El rugby es trabajo en equipo, solidaridad, superación y entrega. Un deporte basado en la igualdad, donde cada uno aporta lo mejor de sí mismo en pos de un objetivo común.

Cuando tuvo la oportunidad, Patricia salió de las fronteras españolas, conquistando territorios en los que el rugby es casi tradición. Tras aprender de los mejores jugando en Nueva Zelanda y Francia, la jugadora quiso volver a casa para defender este deporte a nivel nacional.

Partido de rugby España contra Inglaterra. (Foto de Aljaz Babnik)
El rugby como herramienta solidaria
 

Desde 2006, Patricia trabaja creando proyectos solidarios para extrapolar los valores del rugby a la sociedad. El rugby me ha hecho mejor persona. Cala, transforma y cambia la vida de personas en positivo y por ello es capaz de cambiar el mundo.”

De esta motivación, nacen sus dos proyectos principales: Ruby Valores y Rugby Libre. Rugby Valores integra una serie de programas dirigidos a cárceles, colegios, empresas y clubes deportivos a nivel nacional. Mientras que Rugby Libre tiene carácter internacional y se centra en personas y comunidades en riesgo de exclusión social.

En ambos proyectos, el objetivo es emplear el rugby como un medio de expresión para la libertad y el crecimiento personal de cada individuo. Este ambicioso propósito va acompañado de la grabación en paralelo de series documentales sobre cómo el deporte es capaz de transformar grupos humanos.

A día de hoy, Patricia ha trasladado Rugby Libre: “Un proyecto para cambiar el mundo” a los jóvenes de las favelas en la playa de Ipanema (Brasil), a Chile en 2016 y 2019, Marruecos en 2017 y, actualmente, trabaja con su equipo para llevarlo a Kenia.

Un grupo de niños aprende a coordinarse con sus compañeros. (Foto de Daniel Montero)
Pasión por cambiar el mundo
 

La visibilidad del rugby femenino en España se ha disparado desde las últimas victorias internacionales de Las Leonas, equipo del que Patricia forma parte. Un momento idóneo para el rugby español, cuya próxima meta es clasificarse en el Mundial de Nueva Zelanda 2021.

Nuestra protagonista está pendiente de cualquier oportunidad para elevar el rugby a un nivel superior. Para ello, promueve los valores de esta disciplina a través de las redes, página web www.patriciagarciarodriguez.com y su aplicación PGR, con el fin de atraer apoyos a un deporte que crece exponencialmente en España. «La transformación digital es una nueva ventana para aprovechar con el objetivo de compartir lo que me apasiona y conmueve,» señala.

En lo personal, Patricia reconoce que uno de los momentos más difíciles en su trayectoria fue la primera lesión. “Se trata de un momento de incertidumbre y preocupación cuya gran lección es conocerse mejor a uno mismo.”

Cuando la preguntamos por su vivencia más satisfactoria, García lo tiene claro: La clasificación a los JJOO fue un gran sueño cumplido. Desde pequeña soñé con conseguirlo y estuve luchando durante años para lograrlo.”

Esta gran mujer valora especialmente la bondad en las relaciones personales. Atributo inherente a uno de sus mayores referentes, Nelson Mandela. “A través del rugby logró unir a un país completamente disgregado”.

Gracias a su amor incondicional por el rugby, Patricia ha conquistado metas deportivas y solidarias que hacen de ella un tesoro nacional. Una auténtica luchadora, cuyos planes de futuro siguen tejiéndose en torno al rugby. “En cinco años me veo fuera del campo pero muy cerca de él. Ya sea entrenando, gestionando o dirigiendo proyectos solidarios.”

“Para mí el deporte es un medio de vida.” En palabras de esta gran atleta, el escenario ideal es aquel en el que trascendemos de los estereotipos de género, centrándonos en convivir desde el respeto y la igualdad. En este sentido, reconoce que iniciativas como Sportfem son necesarias para lograr que de forma natural estemos en armonía.

Para esta jugadora no hay sueños demasiado grandes, ni causas demasiado pequeñas. Con el objetivo de mejorar el mundo y un balón siempre bajo el brazo, Patricia recorre el globo compartiendo herramientas para que otros puedan construirse una vida más plena.

Gracias por tu colaboración, Patricia. Desde Sportfem te deseamos que sigas haciendo lo que mejor se te da: jugar al rugby ayudando a los demás.

Patricia compartiendo los valores del rugby con comunidades en riesgo de exclusión social. (Foto de Aljaz Babnik)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *