Del 28 de enero al 2 de febrero en IFEMA, vuelve la cita anual con las principales tendencias del mundo de la moda: la Mercedes-Benz Fashion Week Madrid. Esta prestigiosa pasarela es un escaparate del trabajo creativo de diseñadores consagrados y jóvenes talentos que buscan promocionar la moda española.

Este año son diez las mujeres que forman parte del talentoso elenco de diseñadores. Con orígenes y estilos muy diversos, estas artistas comparten la pasión por la moda, dejando su huella característica en el panorama cultural.

ÁGATHA RUIZ DE LA PRADA

Ágatha Ruiz de la Prada (Madrid, 1969) representa la valentía creativa. En sus prendas experimenta con formas y colores llamativos, siendo la embajadora de un estilo que es inconfundible. Sus creaciones son un medio de expresión artística, que ha expuesto en galerías de Europa, América y Asia.

Hija de aristócratas, Ágatha es XIII marquesa de Castelldosríus, grande de España y XXIX baronesa de Santa Pau. Siempre tuvo un vínculo especial con el diseño y, desde los veinte años, lleva lanzando colecciones de ropa, perfumes, decoración y hasta libros propios.

En plena “Movida Madrileña” durante los años 80, Ágatha se convirtió en una de las promotoras más importantes del movimiento, compartiendo siempre su perspectiva con la escena cultural y artística del país. «Las tendencias y, en particular, algunos estilismos pueden llegar a hacer sufrir a la mujer. Para presumir no hay que maltratarse, unos tacones de vértigo y un cinturón que oprima resulta desagradable,»  asegura Ágatha Ruiz de la Prada.

En 1991 lanzó su propia empresa, y en la actualidad trabaja con más de cincuenta licenciatarios. Su marca forma parte ya de nuestro patrimonio cultural, y sus principales motivos (puntos, rayas, estrellas, corazones) invitan a jugar con la imaginación.

Ágatha ha sido reconocida con el Premio Nacional de Diseño de Moda 2017 y la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes 2008, entregados por el Ministerio de Cultura, Educación y Deporte, y el Premio Honorífico de la Industria de la Moda 2018 concedido por el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo. Esta gran artista huye de etiquetas, y se nutre directamente de una inagotable creatividad para presentar productos que no dejan a nadie indiferente.

ANA LOCKING

Ana González Rodríguez (Toledo, 1970), más conocida como Ana Locking, creció rodeada de patrones y tejidos en el taller de su madre. Estudió Bellas Artes en la Universidad Complutense de Madrid para ampliar el conocimiento visual del mundo, y así poder trabajar en su pasión: la moda y el arte.

Tras años de constancia, esfuerzo y desarrollo personal, Ana lanzó su propia firma de prêt-à-porter en 2008. Su proyecto, en constante revisión, fusiona la tradición y la vanguardia a través de prendas de alta calidad. Sus colecciones son una ventana abierta al arte contemporáneo, la cultura juvenil y sus propias experiencias vitales.

Ana fue premiada por su gran talento como mejor diseñadora de la MBFWM con su primera colección. Ha ganado en dos ocasiones el Premio L’Oréal París a la Mejor Colección de MBFWM, el Gran Premio Marie Claire al Diseñador Nacional del Año, el Cosmopolitan FFF al mejor Diseñador Nacional del Año, la Medalla al Mérito de las Bellas Artes de Castilla La Mancha, entre otros.

La toledana sigue explorando el mundo creativo a través de exposiciones, instalaciones, videoarte, fotografía, seminarios, conferencias y clases magistrales como profesora en el Centro Superior de Diseño de Moda de Madrid (CSDMM) de la Universidad Politécnica de Madrid.

Esta mujer hecha a sí misma entiende la moda como una expresión de la belleza, calidad y creatividad del mundo. He aprendido que es importante no limitarse. Siempre he tratado de hacer lo que realmente me gusta, no importa cuántos obstáculos me haya encontrado. Mi trabajo es el resultado de todas las experiencias de mi vida.”

NURIA SARDÁ

Nuria Sardá es la heredera del imperio fundado por su padre, Andrés Sardá. La marca, fundada en 1962, ha revolucionado el mundo de la lencería a nivel internacional. Apostar por materiales innovadores como el teflón, el nylon o la lycra, tiene por objetivo que las mujeres se sientan seguras y atractivas en su cuerpo.

En 1989 Nuria se unió al negocio familiar, abriendo una red comercial en Alemania como responsable de Eurocorset. Tras este gran aprendizaje, la diseñadora pasó a controlar las ventas en Francia, para más tarde convertirse en la responsable de exportación de la marca.

De esta manera, Nuria conocía en profundidad todos los procesos comerciales, desde la importación hasta el punto de venta. Un bagaje de gran utilidad, con el que se incorporó al departamento creativo en 1998.

Tras la muerte de su padre en 2019, Nuria se convirtió en la directora creativa de Andrés Sardá, heredando los valores de creatividad, calidad y funcionalidad, y haciendo evolucionar la marca a través de la sostenibilidad.

La firma rompe con los moldes aprendidos a través de la fantasía, la belleza y la sensualidad, y sus diseños se han hecho mundialmente famosos, con clientes como Lady Gaga, Paris Hilton, Shakira o la Reina Leticia.

CARLOTA BARRERA

Carlota Barrera es más que una promesa de la moda. La asturiana se formó en la prestigiosa Central Saint Martins (Londres), IED Madrid y London College of Fashion. Gracias a su talento innato, recibió el premio Vogue Who’s On Next 2019: un cheque de 100.000 euros provenientes de la empresa Inditex para ayudar en el desarrollo de nuevos planes de negocio.

La joven, de veintiséis años, acaba de lanzar su tienda online, donde puede comprarse la nueva colección The matador and the fisherman. Es una línea de diseños claramente masculinos, en los que muestra su interpretación de la cultura española, la masculinidad y la vanguardia. “La colección tiene un toque femenino, pero el patronaje es de hombre. La propuesta estética parece ‘no gender’ pero al final el patrón manda,” asegura.

Barrera se ha convertido en una de las figuras más relevantes de la moda masculina actual. Su propuesta aúna la sastrería artesanal, la sostenibilidad y una visión muy vanguardista del hombre contemporáneo.

DOLORES CORTÉS

Hace más de treinta años, Dolores Cortés cambió su trabajo como profesional de la medicina para continuar con gran éxito la tradición familiar de diseño y fabricación de trajes de baño femeninos. Fue la primera en fabricar bañadores para mujeres con masectomía, haciendo patrones y escotes especiales para cubrir las cicatrices antes de que fuera posible la cirugía de reconstrucción.

Al coger las riendas de la compañía familiar, Dolores moderniza los procesos de fabricación y abre la empresa al mercado internacional. Como nueva generación, Cortés apostó por la transformación digital, haciendo de la firma una pionera en España en introducir el patronaje informatizado y el corte automático para la fabricación de trajes de baño.

“La moda es un negocio inestable. Es como hacer una oposición todos los años. Tratamos de compensar esto haciendo marca, donde invertimos mucho, pero no la marca vacía, que no serviría para nada, la marca debe responder a una realidad de calidad, innovación y creatividad”, asegura la diseñadora y empresaria.

Los originales diseños de Dolores Cortés son famosos por su confortabilidad. Se distribuyen en tiendas multimarca, cuatro tiendas propias, franquicias y 118 puntos de venta en explotación directa en Grandes Almacenes en España.

Dolores Cortés es una mujer sin miedo a innovar, que gracias a sus acertadas decisiones ha sabido adaptar una empresa anclada en el pasado al mercado actual.  Entre las distinciones recibidas, destacan la Medalla de Oro al Mérito en el Trabajo, Premio a la Mujer Trabajadora de les Corts Valencianes y Premio Nova a la Mujer Emprendedora.

MARÍA ESCOTÉ

María Escoté (Barcelona, 1979) es una de las diseñadoras habituales en la MBFW. Estudió en la Escuela Superior de Diseño y en la Central Saint Martins de Londres. En 2006 lanzó su marca, famosa por un excéntrico y vitalista estilo, que ha tenido una acogida excelente en el continente asiático.

La diseñadora cuenta con treinta puntos de venta en China, ofreciendo sus productos en España, Alemania y Polonia. Además, su repercusión en los últimos años ha sido mayor, al formar parte de programas de máxima audiencia, como “Maestros de la Costura”, emitido en TVE.

En ediciones pasadas de la MBFW, Escoté apostó por la moda sostenible, lanzando una colección en colaboración con la app de segunda mano, Wallapop. “El trabajo que hemos hecho con las prendas de Wallapop es cogerlas, desmontarlas y crear prendas nuevas con una nueva historia.”

Sus diseños revolucionarios son habituales en artistas de la talla de Beyoncé, Zendaya, Rosalía, Katy Perry, Miley Cyrus, Rita Ora o Rossy de Palma. Es una artista cuyo trabajo siempre está abierto al diálogo con el arte y la actualidad.

MARÍA LAFUENTE

María Lafuente (Asturias, 1967) es una de las diseñadoras más influyentes del último siglo. La asturiana expresa su universo creativo a través de la moda, creando líneas de ropa comprometidas con la sostenibilidad, la ecología y la solidaridad.

María creció en contacto con la moda, debido al vínculo de su abuelo con la sastrería. Estudió patronaje, estilismo y moda en el Masani Fashion Institute. Después, continuó sus estudios en Francia, formándose en el Americaine Française Institute de París. Para seguir ampliando su formación, en  2002 fue a Dinamarca, donde hizo un curso de moda en el Instituto Superior de Empresa y Moda ISEM.

Tras ganar diferentes concursos de moda nacionales, en 2006 salta a la Pasarela Cibeles de Madrid, y en 2012 abre su primera tienda Universo María Lafuente. En sus últimas colecciones, María tiene como objetivo innovar sin poner en peligro el medio ambiente, evidenciando la urgente necesidad de crear, producir y consumir de manera consciente y responsable.

Habiendo participado en pasarelas internacionales por todo el mundo, Lafuente siempre va un paso más allá de la moda. En este sentido, fue la primera mujer en lanzar una colección realizada únicamente con materiales reciclados. Entre sus originales propuestas, destacan prendas creadas a partir de redes de pesca, fécula de patata, fibra de carbono o miel de caña.

El hilo conductor en la carrera de esta gran artista es ayudar a los demás y cuidar el medioambiente a través de la innovación. Diseñó la primera pasarela retransmitida en streaming en colaboración con Google glass, la primera colección de lana sostenible para que no desaparezca la trashumancia, el primer vestido de cristal realizado en la Real Fábrica de Cristal de la Granja (Segovia), el primer anuncio para el National Geographic en colaboración con SIGNUS mediante neumáticos reciclados, entre otras genialidades.

Es una joya creativa con sólidos valores humanísticos, que ha recibido todo tipo de premios, incluyendo el prestigioso ‘Dedal de Oro’ en 2014, entregado por profesionales y periodistas vinculados a la moda.

MARÍA KEFISHERMAN

Siempre en el límite entre el streetwear y el arte, la marca María Kefisherman fue creada en 2009 por María Lemus y Víctor Alonso. Una dupla creativa que antepone la identidad personal antes que las tendencias, y que en los últimos años han levantado una firma de culto que es un referente de vanguardia a nivel internacional.

Nacida en 1983 en Villafranca de los Barros (Badajoz), María abandonó Extremadura con dieciocho años buscando nuevos horizontes. Hija de una madre modista, tras estudiar magisterio decidió probar en el mundo de la moda, formándose en el Instituto Europeo de Diseño.

La diseñadora conoció en Madrid a Víctor, su media naranja creativa. Juntos quisieron crear un universo nuevo que enriqueciese el panorama cultural con nuevas propuestas creativas. Para María, “la Moda es cambio continuo, que tiene que ir adaptándose al cliente, al entorno y a las necesidades de la sociedad.”

En 2014 Vogue, Inditex y M.A.C. les otorgaron su galardón Who’s On Next, y en 2016, la pareja recoge de la reina Letizia el Premio Nacional de Moda. Su ropa, de tendencias extremas, la visten famosas como Katie Perry, Miley Cirus, Rihanna o Lady Gaga.

María y Víctor son dos mentes brillantes, que se inspiran a partir de temas muy diversos como las películas de serie B de los 70, la cultura japonesa, el manga, las subculturas españolas o las redes sociales, para lanzar colecciones que cuentan una historia. “Siempre intentamos reírnos un poco del mundo. Por ejemplo, hace un par de colecciones retratamos al “bakala” madrileño. Es reírte y jugar para que la gente reflexione sobre si tiene sentido.”

PILAR TORRECILLAS

Pilar Torrecillas es la directora creativa de Pilar Dalbat. Autodidacta de la moda, se licenció en Economía, estudiando en España, Reino Unido y Francia. En los 90, trabajó como compradora de colecciones en París, pero decidió dar un giro a su carrera, creando su marca propia en el año 2000.

Su desarrollo creativo está marcado por la arquitectura y los espacios del patrimonio histórico. Sus colecciones se vinculan a lugares concretos que ofrecen una experiencia sensorial única. Además, Pilar es una defensora declarada de los productos Made in Spain, que confecciona en su taller de Granada.

Hacemos una apuesta por el entorno, por el espacio que nos rodea, que es bellísimo. Pretendo hacer un jardín dentro del jardín. Por eso mi apuesta por los verdes intensos y azules, como los pavos reales que merodean por aquí”, cuenta la diseñadora sobre su colección “Fieras”.

La granadina propone una visión contemporánea que ensalza prendas resistentes al paso del tiempo. En paralelo, esta gran creativa colabora con artistas plásticos y es docente profesional en Escuelas de Arte y centros de enseñanza de moda de España.

TERESA HELBIG

Durante su infancia, Teresa (Barcelona, 1963) hereda el gusto por los detalles y el perfeccionismo observando a su madre dirigir un Atelier de Alta costura. “Mi madre Teresa, que es uno de los pilares de la marca, es costurera y eso, sin duda, ayudó a fomentar mi curiosidad por este oficio.”

Tras años trabajando como escaparatista, Teresa decide explorar nuevas vías que den rienda suelta a su incipiente creatividad.  Un día se presentó en una boda con un vestido con plumas que había confeccionado a mano. La prenda fue un auténtico éxito entre los invitados, por lo que la catalana decidió lanzar su primera mini colección en 1996.

En sus diseños, Helbig defiende el oficio artesano de la costura, la importancia del trabajo en equipo, el conocimiento de las necesidades de sus clientas, el esfuerzo constante de mejora y la importancia de los retos para no aburrirse. “Una mujer no debe amoldarse a una tendencia, nuestro trabajo es destilar su historia, los rasgos de su carácter y las características de su cuerpo y obtener de ahí una propuesta que le entusiasme.”

Teresa se ha llevado en dos ocasiones el Premio L’Oreal a la Mejor Colección de Madrid Fashion, y en 2018 se convirtió en la primera mujer en diseñar los trajes de Iberia. Una diseñadora fiel a su filosofía de vida, que nos deslumbra en cada colección con prendas frescas y sofisticadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *