La fascinación por el mundo vikingo, y la proliferación de versiones adulteradas de lo que sucedió en esa Era (800-1100 d.C), han perpetuado arquetipos que, estando más o menos alejados de la realidad, muestran a guerreros sanguinarios que arrasaban con todo, y a mujeres relegadas a las tareas domésticas y el cuidado de los hijos.

El renovado interés por estos pueblos nórdicos, originarios de Escandinavia, tiene mucho que ver con el lanzamiento de series como Vikings, una exitosa producción, construida a partir de datos históricos, que son complementados con mitos y leyendas relativos a esta sociedad.

En la sucesión de capítulos, las mujeres de Vikings son presentadas de forma novedosa: amazonas instruidas para la guerra que defienden a capa y escudo su pueblo. Ejemplo de ello es el personaje de Lagertha, una guerrera escudera que lucha con los hombres de igual a igual. Pero, ¿cuánto de esto es ficción y cuánto es realidad?

Yacimiento de una guerrera vikinga encontrado en Birka (Suecia)

Investigadores de la Universidad de Uppsala y Estocolmo descubrieron en 2017 que, en una icónica tumba de mediados del siglo X en Birka (Suecia), estaba enterrada una mujer con varias armas y un tablero de ajedrez.   

Desde que en los años 80 fue descubierto el yacimiento, siempre se dio por hecho que la tumba estaba dedicada a un varón. Tras analizar el ADN de los restos, las pruebas eran irrefutables: la tumba era de una mujer. Y según las hipótesis científicas, se trataba de una guerrera vikinga de alto rango.

En paralelo a este gran hallazgo, Shane McLeod, investigador en el Centro de Estudios medievales y modernos de la Universidad de Australia Occidental, ha dirigido un reciente estudio en el este de Inglaterra, arrojando algo de luz sobre la incógnita de la participación bélica de las vikingas.

De los 14 entierros que analizaron, seis pertenecían a mujeres. Un éxito arqueológico de gran importancia, que ha abierto la posibilidad de que las mujeres vikingas compartieran capa y escudo con los hombres de su comunidad.

Este revolucionario descubrimiento ha enfrentado a la comunidad científica. Sus detractores defienden la posibilidad de que las pruebas sean erróneas o que hayan podido ser contaminadas por restos cercanos, negando su credibilidad.

Y aunque es pronto para poner la mano en el fuego por estos estudios, la inclusión de las mujeres como objeto de estudio en la Historia es un acontecimiento interesante y muy necesario.

La valquiria Hervör muere tras la batalla con los hunos. (Peter Nicolai Arbo)

A día de hoy, podemos afirmar que en la comunidad vikinga las mujeres disfrutaban de libertades muy superiores al resto de sociedades coetáneas y posteriores.

Eran libres para pedir el divorcio, tenían poder en los negocios, no eran repudiadas si se encontraban viudas o solteras, podían dirigir libremente sus bienes y, en definitiva, su liderazgo estaba bien arraigado en la comunidad.

En este sentido, aunque parece que entre sus labores principales no estaba luchar contra adversarios, cuando los hombres colonizaban otras zonas, ellas pasaban largas temporadas cuidando de las aldeas. Por lo que es lógico afirmar que sabían usar armas para poder defender la vida de los más desvalidos.

Las mujeres vikingas componían un pilar muy poderoso de la sociedad. Ellas se encargaban de gestionar las provisiones, cocinar para la aldea, tejer el vestuario de la familia y las velas de los barcos. Además, contaban con conocimientos médicos, y eran responsables de transmitir el conocimiento de su pueblo de generación en generación.

La posibilidad de que las vikingas también fueran guerreras está aún abierta y pendiente de confirmar, pero lo que queda claro es que muchas veces hacemos una descripción de los acontecimientos que creemos “reales”, basándonos en paradigmas aprendidos que nos alejan de la verdad.

En este sentido, apreciar el mundo de una forma pura y libre de estereotipos nos abre a posibilidades alternativas de interpretación, dando cabida a nuevos escenarios que jamás habríamos podido imaginar.

*Imagen de portada de la serie televisiva «Vikings»

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *