Carmen Romero nació en Córdoba en 1991. Tres veces campeona de España en la modalidad de heptatlón, ganó este 1 de septiembre el oro en el Campeonato Absoluto de Atletismo en los 400 metros vallas.

La atleta se crió en una familia que daba mucha importancia a los valores deportivos. “Mis padres siempre han sido y siguen siendo muy deportistas, desde pequeñas querían que fuéramos disciplinadas y organizadas y qué mejor manera de hacerlo que practicando algún deporte.”

Sin planear una carrera deportiva, Carmen empezó a hacer lo que más le gustaba: correr. Ya en el colegio apuntaba maneras, y comenzó a entrenar en un Club cerca de Añora, su pueblo natal. Más adelante, consiguió una beca deportiva en Soria, donde reside actualmente.

Oro en dos modalidades

Campeona de España en heptatlón y 400 metros vallas, Carmen Romero se caracteriza por la perseverancia que ha demostrado durante su trayectoria, que se traduce en los increíbles resultados. «Creo que una de mis mayores virtudes ha sido y es la constancia. Considero que con trabajo y esfuerzo se puede conseguir todo aquello que te propongas. Y es lo que les intento transmitir a los más jóvenes, todo éxito viene como fruto de un gran esfuerzo.»

Fue esa creciente pasión por el deporte lo que la llevó a estudiar la carrera de fisioterapia. Uno de los retos más complicados a los que se ha enfrentado la cordobesa ha sido licenciarse sin dejar de lado las competiciones de atletismo. Un sacrificio del que se siente orgullosa, pues admite: “He tenido que quitarme de muchas cosas para poder dedicarle más tiempo a los estudios. Estoy muy satisfecha de saber que con trabajo y constancia al final se sacan las cosas.”

Hasta el momento, sus éxitos habían llegado en heptatlón y pentatlón. Pero ahora su triunfo viene en la modalidad de vallas. Con todo, Carmen se ha convertido en una de las atletas revelación de este país, afrontando con mucha ilusión y optimismo el próximo año: “La temporada 2019/2020 me la planteo con varios objetivos, el Campeonato de España absoluto y otro más ambicioso como es el Campeonato de Europa de aire libre. Aunque también podría añadir otro de los objetivos, que aún es un sueño, Tokio 2020.” 

“Cada medalla tiene un sabor diferente, un significado distinto.” Carmen Romero.
Quererse en los días difíciles

Su estrategia para mejorar es concentrarse en pequeños objetivos, tratando de dar forma a una mejor versión de sí misma cada día. En sus palabras: “Cada día intento ser mejor en todo lo que hago y disfrutar de las pequeñas cosas que dan sentido a la vida”.

Como atleta profesional, conoce de primera mano las batallas internas que surgen en los momentos más bajos. El cansancio, la frustración, o los nervios pueden minar la determinación de cualquiera. Carmen sabe cómo cuidarse, realizando actividades que disfruta, y dejando a un lado las preocupaciones diarias. Una película con palomitas, un poco de chocolate… Pequeños placeres que amenizan el estrés vinculado a disciplinas de elevada exigencia.

En lo que se refiere a su rutina alimenticia, Carmen compagina una dieta equilibrada con los productos de suplementación de Crown Sport Nutrition. Así, se asegura de mantener los correctos niveles de hidratación, proteínas y hierro.

Además, como buena cordobesa, es una enamorada de la tortilla de patatas con gazpacho, un plato muy típico de Añora, Córdoba. En su tiempo libre, Carmen disfruta compartiendo actividades en la naturaleza con su grupo de entrenamiento, al que se siente muy unida.

 
Vivan las mujeres deportistas

Para Carmen el deporte es un estilo de vida, en su camino deportivo ha ganado amistades, viajes, momentos de alegría, euforia, y sobre todo mucha disciplina. Hoy sabe que con valentía, constancia y esfuerzo, nada puede frenarla en la vida.

Poniendo la mirada en el futuro, Carmen disfrutaría siendo entrenadora, con el objetivo de transmitir a las nuevas generaciones la pasión que siente por este deporte. “Me veo siendo entrenadora de atletismo, me gustaría poder enseñar todo lo que el deporte y el atletismo me ha dado y me ha aportado. Además de compaginarlo con mi trabajo. Eso sí, viviendo en algún lugar donde tenga playa.”

Carmen se muestra optimista respecto a la situación del deporte femenino, aunque reconoce que aún queda mucho por hacer. “Ojalá lleguemos al día en el que el esfuerzo y la recompensa sean iguales para ambos, no obstante este es el camino a seguir y hay que agradecer a los medios que empiezan a apostar por el deporte femenino y su  visibilidad.”

Ha sido un placer poder hablar contigo, Carmen. Desde Sportfem te mandamos mucha fuerza para que sigas de mostrando que el esfuerzo, la pasión y el éxito van de la mano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *