Building Blocks

Buena parte de las soluciones a demandas sociales vienen por parte de los jóvenes, y cada vez son más las mujeres que con sus aportaciones plantan cara a problemas de escala mundial hasta ahora sin resolver. La “nueva” arquitectura se está abriendo camino gracias al trabajo de mujeres como Johanne Holm-Jensen y Mia Behrens.

IKEA encargó a dos estudiantes de arquitectura danesas el desafío de crear una casa que fuese tan sencilla de embalar, abrir e instalar como el resto de sus muebles. Las danesas fueron retadas a formar parte de un proyecto de seis meses en Space10, el laboratorio de investigación e innovación de IKEA, con el objetivo de diseñar una vivienda estética, económica y sostenible.

Después de meses de trabajo, el proyecto denominado Building Blocks, que hace referencia al juego de bloques para niños, ha sido un éxito. La estructura parte de varios tablones de madera contrachapada, un material versátil que puede revestirse de otros componentes según las necesidades geográficas. Estas dos valientes estudiantes han logrado construir una vivienda que no supera los 8.000 euros, es ecológica y puede montarse en cualquier punto del planeta. El resultado ha superado todas las expectativas de un proyecto que sigue en proceso, todavía abierto a aportaciones de terceros.

“Para Building Blocks, priorizamos una arquitectura honesta. Lo que ves es lo que hay” explica Mia Behrens, haciendo referencia a la naturaleza intuitiva de la vivienda. Un requerimiento clave del proyecto era que fuera relativamente sencillo montar la casa, como puede serlo armar cualquiera de los muebles del catálogo de IKEA. Para construir esta vivienda solo es necesario el plano y una fresadora CNC, por lo que, según Johanne y Mia, han superado con creces este requisito.

Prototipo del proyecto Building Blocks
La arquitectura al servicio del ciudadano

El Derecho universal a una vivienda digna y adecuada aparece recogido en la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Pero, dada la fluctuación de la economía global, que impacta en el sector de la construcción, tener una vivienda digna se ha convertido en una aspiración no accesible para muchos. Según la ONU, cerca de 1.000 millones de personas residen en barrios marginales o espacios inadecuados. Esta cifra no deja de aumentar, debido al incremento demográfico, la creciente urbanización y los movimientos migratorios.

En paralelo a esta tendencia, los límites a la creatividad y el derecho a la propiedad intelectual en arquitectura se están reorientando en favor del diseño democrático. Los proyectos abiertos al ciudadano pretenden abaratar los costes de la construcción, instaurando un estilo sostenible, accesible y respetuoso con el medio ambiente, para así garantizar el acceso universal a una vivienda digna.

Esta apertura arquitectónica nace a partir del creciente compromiso social y medio ambiental, que ha desembocado en iniciativas como Open Source Ecology, Open Building Institute, WikiHouse o Paperhouses. Hasta Amazon se ha unido a la tendencia del Do It Yourself (Hazlo tú mismo), lanzando en su web una casa de invitados que puede construirse en ocho horas. El objetivo final es diseñar viviendas accesibles que sean ecológicas, adaptables y fáciles de construir.

¿Y ahora qué?

Aunque las instrucciones para “montar” estas casas son de dominio público, hay que tener en cuenta que en España, según lo establecido en la Ley de Ordenación de la Edificación, es necesario contratar un proyectista y director de obra para llevar a cabo la construcción. De la esta tendencia DIY no puede aplicarse libremente, pero sí puede servir de gran ayuda para víctimas de desastres naturales o guerras, que habiéndolo perdido todo necesitan desesperadamente un hogar donde vivir.

Empoderar al ciudadano, dotándole de las herramientas necesarias para que tenga la libertad de habitar dignamente, es una misión sumamente complicada. Pero, gracias a la creatividad y esfuerzo de estas mujeres, sabemos que es posible, y que hay esperanza para millones de personas. La arquitectura de código abierto aún está dando sus primeros pasos, pero es probable que esta nueva visión de la vivienda dé lugar a un debate sobre cómo vivir en comunidad de forma más responsable y justa.

Comments

  1. Hola, estaría interesado en poder construir dos casas , los más ecológicas posible en el campo .
    Tras ver vuestros proyectos son muy interesante.
    Quisiera todas las características posibles y posibilidad de montar con vosotros .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *